Seguro de caución: qué es, tipos y cómo funciona

En los acuerdos entre personas o entes de sectores privados o públicos se da por hecho, en principio, que cada parte se comprometerá a respetar los derechos y obligaciones que se pactan.

Como existe la posibilidad de que por malos entendidos -o malas intenciones- estas relaciones se quiebren y los involucrados se vean perjudicados, existen los contratos para certificar con poder legal cada uno de los compromisos y beneficios acordados.

No obstante, y dado que los vínculos contractuales son en la práctica vulnerables a imprevistos o situaciones excepcionales, hay una forma complementaria a ellos para resguardar los intereses que les dan origen: las cauciones.

Veamos de qué se trata, qué tipos y cómo funciona el seguro de caución. ¡Seguí leyendo!

¿Qué es seguro de caución?

Una caución o seguro de caución es el tipo de cobertura que garantiza el cumplimiento de las obligaciones previstas en un contrato por parte de un tomador hacia un beneficiario.

Técnicamente funciona como una fianza que la aseguradora concede a quien contrata la póliza en caso de que este, por razones preestablecidas que deben ser constatadas, se vea imposibilitado de cumplir la provisión de un servicio, una cláusula u otra obligación contractual.

De esta manera el beneficiario del seguro dispone de un instrumento que resguarde los derechos que le otorga un contrato inicial, mientras que el tomador cuenta con un respaldo ante una eventual falta por la que deba resarcir a la otra parte.

Cómo funciona el seguro de caución

Lo principal a tener en cuenta para entender cómo funciona el seguro de caución es la relación entre las tres partes intervinientes: tomador, aseguradora y beneficiario.

El tomador es el responsable de cumplir la mayor parte de las obligaciones del contrato, es decir, quien debe proveer o completar un servicio acordado con el beneficiario. Por ende, será quien solicite el convenio y pague la póliza a la aseguradora que responderá en su nombre en caso de incumplir lo pactado.

Sería, por ejemplo, la empresa que ganase una licitación para obra pública del Estado.

El beneficiario es la parte asegurada por la caución. Como acreedor del objeto del contrato inicial, tiene principalmente el derecho a exigir el cumplimiento de las condiciones acordadas con el tomador. En caso de que no se cumplan, podrá solicitar al asegurador la indemnización o resarcimiento que corresponda según las condiciones del contrato y las expresas en la póliza del seguro de caución.

Siguiendo el ejemplo anterior, sería el Estado para tener garantías de que la empresa efectuará los compromisos que establece el contrato.

La aseguradora, por su parte, oficiará de garante del tomador ante su eventual incumplimiento para con el beneficiario. Por ende, tomará a su cargo el pago de la multa que garantice la continuidad y/o finalización del objeto del contrato inicial, siempre y cuando se haya configurado el siniestro de acuerdo a las condiciones de la póliza. Una vez reparada la falta, el tomador del seguro de caución deberá reintegrar a la aseguradora la suma cubierta.

Más allá de las relaciones entre las partes, el objeto del contrato del que participan los actores es fundamental para determinar las condiciones de la garantía, es decir, para qué sirve el seguro de caución en una relación determinada de derechos y obligaciones. Por eso, el funcionamiento de la cobertura puede variar entre los distintos tipos de cauciones que existen.

¿Estás buscando un seguro de caución específico y tenés dudas sobre cuál sería el indicado? El cotizador de ClickSeguros permite comparar precios y beneficios de distintas cauciones.

Comparar seguros de caución

 

Tipos de seguro de caución

Los tipos de cauciones suelen variar de acuerdo a las actividades, proyectos o situaciones que comprometan al tomador y el beneficiario del seguro en cuestión. En cualquier caso, la finalidad del seguro de caución o seguro de garantía es complementar un contrato preexistente, o bien habilitar a una parte interesada a operar según exigencias estatales.

Por lo tanto, las condiciones iniciales de la relación entre las partes sentarán las bases para determinar el sentido y alcance de cada caución.

Es por eso que las garantías que cubren los seguros de caución son aplicables a una amplia gama de actividades sobre las que se establecen contratos entre actores privados o entre el sector público y privado.

De manera general, estas coberturas se pueden clasificar en:

  • Garantías de servicios y/o suministros
  • Garantías aduaneras
  • Garantías judiciales

Garantías de servicios y/o suministros

Estos seguros de caución se aplican como fianzas accesorias sobre contratos que regulan la realización de obras -hidráulicas, eléctricas, viales, civiles-, locación de alquileres, suministro de mercancías o provisión de servicios, entre otros, tanto de carácter público como privado.

Por eso, es común que dentro de esta categoría las aseguradoras ofrezcan productos como seguro de caución para construcción, caución para alquiler, seguro de caución para agencias de viajes u otros tipos dependiendo del motivo por el que se contratan.

Se dividen, a su vez, en diferentes niveles de cobertura que garantizan obligaciones expresas en pólizas específicas para cada actividad. Entre las más comunes se encuentran:

  • Mantenimiento o garantía de oferta
  • Ejecución o cumplimiento de contrato
  • Anticipos financieros
  • Sustitución de fondo de reparo
  • Garantía de tenencia de materiales

seguro de caucion para construccion

Garantías aduaneras

Un seguro de caución aduanero o caución de garantías aduaneras se orienta a garantizar obligaciones y requisitos derivados del Régimen de Garantías establecido en el Código Aduanero.

De esta forma, importadores y exportadores de mercadería, insumos o productos para el comercio internacional toman el seguro que responderá ante la Administración General de Ingresos Públicos (AFIP) por las exigencias económicas, tributarias y/o legales derivadas del Régimen de Garantías que establece el Código Aduanero, evitando así la retención de las cargas. Así, los comerciantes suelen ser tomadores del seguro, mientras que los entes públicos son asegurados o beneficiarios.

El tipo de seguro de caución para aduana puede variar de acuerdo a la actividad de los interesados o las condiciones previas al paso de la mercadería por los puestos de tránsito internacional. Entre las más comunes, las aseguradoras suelen ofrecer las siguientes garantías:

  • Tránsito terrestre
  • Falta de documentación
  • Importación o exportación temporaria
  • Investigación de valor o de origen
  • Régimen automotor
  • Diferencia de derechos
  • Habilitación del depósito fiscal
  • Sustitución de exportación

Garantías judiciales

Los procesos judiciales pueden implicar costos y obligaciones sobre el patrimonio de las involucradas. Es por eso que tanto particulares como empresas privadas suelen contratar seguros de caución para que una aseguradora sea su garante frente a resoluciones judiciales que impongan multas, costos, créditos o inmovilización de fondos a raíz de algún incumplimiento procesal o resolución de un juzgado.

De esta manera, el tomador de un seguro de caución judicial garantiza el cumplimiento de lo exigido eventualmente por la autoridad judicial, aunque sin ver afectadas sus posesiones o activos físicos a la hora de dar las garantías correspondientes. En síntesis, el seguro de garantía judicial se usa para sustituir una caución trabada por una decisión procesal en contra del tomador.

En sus posibles variaciones de acuerdo a las pólizas y coberturas ofrecidas por cada aseguradora, el seguro de caución judicial suele aplicarse para proteger a su tomador ante dos situaciones vinculadas a los trámites procesales:

  • Sustitución de medida cautelar: el tomador de un seguro de caución cuya póliza incluya esta cobertura garantiza que la aseguradora se hará cargo del equivalente al patrimonio afectado por una medida cautelar, quedando este liberado para el demandado.
  • Contracautela: en un caso inverso al anterior, la aseguradora se constituye garante del tomador en caso de que una medida cautelar trabada a su beneficio contra la otra parte ocasione daños y perjuicios.
Me gustaría cotizar uno de los seguros

 

¿Qué es el seguro de caución alquiler?

Este seguro brinda una garantía al propietario ante las obligaciones contraídas por el inquilino en el alquiler de viviendas particulares. Esta nueva herramienta permite reemplazar o suplir la garantía de un título de propiedad inmueble, que se suele solicitar al momento de la firma del contrato.

No todas las personas pueden contar con un familiar o amigo que ofrezca su inmueble para cumplir con este requisito, por lo que la contratación de un seguro de caución representa la mejor solución para el futuro inquilino.

Los seguros de caución son garantías que otorgan las compañías de seguros para cubrir el eventual incumplimiento de pago del inquilino como la ocupación indebida. También se puede contemplar como suma asegurada accesoria, un monto aproximado para cubrir el incumplimiento del pago de las expensas, impuestos y servicios de luz, gas y agua.

seguro de caucion para alquiler

Qué se necesita para sacar un seguro de caución

Las condiciones o requisitos para saber cómo obtener un seguro de caución en Argentina van a variar de acuerdo a dos ejes principales: si quien solicita la caución es un particular, empresa o sociedad y, por otra parte, las políticas de cada aseguradora.

En el caso de que un particular solicite este tipo de cobertura es muy probable que la aseguradora revise primero la información relacionada a la obligación que se pretende garantizar, es decir, el contrato o documento que establece la responsabilidad del potencial tomador para con otra parte: fechas, cláusulas, objeto, plazos, condiciones, etc.

Una vez revisado este aspecto principal, restará verificar información relacionada a la posición financiera y tributaria del solicitante para continuar con la evaluación del riesgo a asegurar. En esa instancia, es común que deba presentar:

  • Manifestación de bienes
  • Demostración de ingresos
  • Documento de identidad y CUIT

Si una empresa o sociedad requiere un seguro de caución, también se le exigirá presentar inicialmente el contrato o convenio original del que surgen las obligaciones a asegurar. A continuación, la aseguradora hará una evaluación técnica con la información reunida sobre:

  • Balances de ingresos y egresos
  • CUIT
  • Estatutos y habilitaciones

En ambos casos, es probable que la aseguradora le exija al tomador la confección de un convenio global firmado por un/a escribano/a. En este documento se fijarán las condiciones específicas de la póliza, incluyendo las obligaciones del tomador, beneficiario y asegurador, como también las cláusulas, excepciones y posibles modificaciones de riesgo.

¿Se puede anular o rescindir un seguro de caución?

El seguro de caución se da por finalizado cuando el tomador acredita haber cumplido con todas las obligaciones que le corresponden según el contrato inicial, o bien cuando se devuelve a la aseguradora el original solicitado para la caución.

Como en este tipo de seguro el tomador y el asegurado son en la mayoría de los casos partes contrapuestas, los incumplimientos del primero no son oponibles al beneficiario, es decir, no pueden ocasionar que la aseguradora quede liberada de cumplir la obligación.

Por eso, una vez contratado, el seguro de caución no puede ser anulado por la falta de pago parcial o total, ni por reticencia o falsas declaraciones del tomador.

Cómo cotizar un seguro de caución

La tarea de cotizar un seguro de caución consistirá en que el tomador tome conocimiento de lo que deberá pagar a la aseguradora para contratar la garantía que necesita, siempre de acuerdo al nivel de cobertura acordado y a los máximos previstos en caso de que efectivamente se configure el siniestro y el asegurado pueda exigir el resarcimiento.

Cada aseguradora tiene sus propios criterios para determinar estos valores. No obstante, hay algunos indicadores para que suelen ser comunes en cualquier acuerdo:

  • Descripción de la caución requerida: montos, plazos, duración del contrato, etc.
  • Información sobre el ente o persona que solicita la caución
  • Tipo de contrato sobre el que se debe garantizar la caución
  • Constatación de ingresos y/o bienes e inscripción en AFIP del tomador

Todos estos aspectos son importantes al considerar cuál será la cobertura ideal ante una situación que la amerite o demande. De cualquier forma, si quisieras conocer el precio de un seguro, comparar tipos de cauciones u obtener más información sobre las garantías que cada una puede aportar, nuestro cotizador está preparado para encontrar los mejores seguros de caución en Argentina.

Cotizar y comparar seguros de caución

 

 

Seguro de caución para agencias de viajes: todo lo que hay que saber (2022)
seguro de caucion para agencia de viajes

Las agencias de viajes, o más bien cualquier empresa que se dedique al armado y venta de servicios turísticos, dependen Leer más

¿Qué es y cómo funciona un seguro de caución para alquiler?
como funciona el seguro de caucion para alquiler

El momento de decidirse por un nuevo lugar para mudarse puede ser emocionante, movilizador y desafiante, pero nunca fácil. No Leer más